Poema VI

"Nosotros; Tú y Yo"


En una noche oscura intento no llorar
por una ruptura que me hizo dejar de soñar.
Mi corazón malherido gimió por un frío desgarrador...
cuando de pronto pude sentir todo tu calor.
 
Abriste tus brazos abrigándome con tu amor
susurrándome palabras tiernas
al ritmo del corazón.
Alejándome de las tinieblas,
sumergiéndonos en nuestra razón.
 
Escapo del mundo mediante mis poemas,
presentes y vendidos aquí,
como cientos de estrellas
solo para ti.
 
Un millón de kilómetros entre nosotros
sólo es una prueba irrefutable
de nuestro amor inigualable.
Llevándome a lugares remotos
formamos un fulgor
que arde con el fuego de nuestro amor.
 
La herida en mi corazón está empezando a sanar
podría decir que este senimiento es demasiado real;
los malos ratos el tiempo los puede hacer olvidar.
 
El agua mansa que fluye de la copa a mis labios,
el lápiz descansado que es atrapado por mis dedos,
el folio virgen que es mancillado con mis palabras,
el sol de la mañana que ilumina mis miradas.
La brisa suabe que alborota mis cabellos,
la semilla que germinas con gran esmero,
la sensación de paz que crece en mi jardín secreto.
 
Tu luz logra fascinarme con facilidad
sin darme cuenta dejo atrás la soledad.
Tu voz me lleva a nuestro mundo onírico
donde vivimos un eterno momento pletórico
en el cual cuenta solo nuestra mutua felicidad.
 
Caricias en la noche fructuosa,
besos sin interrupción
formando una esencia lujuriosa
siguiendo el son de nuestra canción. 


Notas musicales nos envuelven en la letanía,
y camos formando una mutua melodía.
 
Nuestras manos entrelazadas,
nuestras miradas relajadas,
nuestras respiraciones entrecortadas,
nuestros labios rozándose,
nuestros suspiros alzándose,
nuestros cuerpos amándose...
 
Yo, el agua clara que calma tu furia.
Tú, el fuego ardiente que enciende mi corazón.
Yo, la tierra quieta llena de penuria.
Tú, el viento que busca mis labios juguetón.
Juntos, la oscuridad que cubre el inmenso cielo.
Juntos, la luz que ilumina un único sendero.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.