Poema XII

"Revival"

Sombría senda yacía y continuaba,
iluminaba mis pasos la luna.
Descalza me adentraba sin amparo,
el bosque La bienvenida me daba.
Mis ojos se llenaron cual laguna,
nació de ella un ardiente pájaro.


Ecos de fondo, lobos con sus tonadas.
Me observaba majestuoso en una rama.
Saltó de una en una, para inclinar su faz.
Vi en sus ojos mis entristecidas Híadas,
cuando su cuerpo pronto apagó la flama
descubriéndose y deshaciendo su disfraz.


Un esbelto joven ante mí hallé,
mostrándose tranquilo y sin vergüenza
justo y tal como el mundo lo vio nacer.
Me observó con efusivo detalle,
poco a poco empezamos nuestra danza,
para con amor hacerme renacer.


Piel blanca y purificada, ojos cobrizos,
cabello absolutamente ennegrecido,
sus labios me acariciaban con dulzura,
prometiéndome alcanzar todas mis metas.
Me rozaban suaves sus dedos cenizos,
gemidos nocturnos, lobuno aullido.
Llevándome a la verdadera locura,
siendo los augurios de antiguos profetas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.