Open the Gates!


"Durante tiempos inmemoriales se han mantenido cerradas, selladas para guardar los secretos de la luz,  la oscuridad, del espíritu y de la razón, ocultas a la vista de todo mortal mientras el paso del tiempo resultaba indiscutible.

Sin embargo, cuando los hilos del Destino marcaron su despertar, la hechicera apareció. Cegada antaño, su poder la guió hasta los portones sintiendo su llamada desde el otro lado, de manera susurrante y mística. Mediante sendas manos conjuró, y los secretos guardados durante eones se dispersaron por la tierra de los hombres, regándola con su magia y sabiduría."




¡Buenas noches de madrugada, soñadores!

Después de pensármelo durante un amplio período de tiempo, me he decidí a reabrir mi viejo y olvidado blog para retomar las viejas costumbres. Sin embargo, viendo el desfase desproporcional que tenía, ante los visibles cambios gráficos de Blogger, y pensando en el dolor de cabeza que supondría el reeditarlo todo, punto por punto, entrada por entrada, me dije: ¿Y por qué no crear uno desde cero?

Los que me conocen o se dejaron caer por el antiguo rincón de mis escritos encontrarán este blog muy similar al anterior. La seriedad y elegancia del negro, compaginado con azules diversos, me transmiten seguridad y marcan un estilo sencillo que me agrada: no me gusta complicarme en demasía, ciertamente. Y aunque es posible que algún día se me crucen los cables y esté obcecada en dar un lavado de cara a mi nuevo blog, por el momento me siento satisfecha con su inauguración.

Ya previendo lo que muchos me puedan decir: no, los escritos del antiguo rincón no se perderán. De hecho, los iré traspasando a este nuevo portal, poco a poco, antes de borrar el antiguo definitivamente… ¡así que tened paciencia!
 

Quién sabe, quizás esto vaya marchando pronto, 
¿no, Mogu?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.