Jueves Lunático

La Cara Oculta de la Luna



Asomada a la ventana, solo podía alzar los ojos al cielo para contemplarla una vez más, entre suspiros de enamorada, de soñadora, de una simple lunática más en un mundo atestado de cordura y poca o nula fascinación por los pequeños detalles.

Las corrientes del tiempo y el espacio la habían llevado allí por una razón, y esa razón era él: tan solo él. Sin embargo, movida por esas mismas y fuertes casualidades, lejos de quedar cerca de sí, una larga distancia se instauró entre ambos amantes y solo la luna era testigo de sus deseos y promesas, de sus añoranzas y amor, del profundo dolor y de las lágrimas silenciosas que resbalaban por sus mejillas. Mientras ella perdía su mirar en su nívea y quebrada superficie, cada misma noche él salía a su terraza para imitarla y, quizás, pensar en fundirse con ella en un sentido abrazo: pensamiento que aunaba el tormento que ambos soportaban por la dura separación a la que estaban siendo sometidos.

"Oh, Luna… ¿podrías hacer llegar a mi Guerrero este, un ferviente y devoto amor, mediante mi sencillo beso?"


Y sellando sus labios, eclipsó su mirada y realizó una pequeña inclinación hacia adelante para apoyar ambas manos en los laterales del ventanal, propinando un leve beso al viento mientras le veía a él, a su Guerrero, justo delante de sí y a través de sus párpados bajados. E incluso, a pesar de saber que tan solo era una presencia onírica, una brizna de un todo que su propio ser había tomado de su alma, se mantuvo allí con la firme esperanza de que él sentiría ese beso suyo, estuviera él o no apoyado sobre su terraza y contemplando la misma luna que ella estaba observando, en esos momentos, tan a conciencia.

Sin embargo, no tuvo que esperar demasiado para sentir como una mística presencia se inclinaba hacia ella, por encima de su hombro, para susurrarle las preciadas palabras que, tan deseosamente, quería escucharle pronunciar de esa manera que solo él conseguía hacer que se estremeciera.

Y bajo el influjo de Morfeo, la joven durmió iluminada por el halo plateado de Selene quien, cual mensajera, había cumplido con el ruego de la muchacha y unido a ambos amantes durante el corto reinado de la noche.




Más Lunátic@s en el 
rincón de MªJosé.

17 comentarios:

  1. ¡Cuánto poder ejerce la luna sobre nosotros! y esa fascinación nos lleva a pedirle lo imposible; aunque tu protagonista creyó en ello y cumplió su deseo.
    Un relato lleno de amor y poesía
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por un corto periodo de tiempo, todo vale si el motivo de una petición así es tan desinteresada como la que pidió esa muchacha.

      Un placer volverte a leer por aquí :3

      Eliminar
  2. buen relato de un sueño cumplido Mey-Su

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ;), siempre hay que tener cierta fe en que se lleguen a cumplir.

      Eliminar
  3. Es más que comprensible el poder y la fascinación que la luna despierta en nosotros, pero siempre me ha intrigado ese poder de locura que le adjudican...¿será que de tanto contemplarla uno pierde la razón?¿será que afloran los impulsos contenidos?...lo cierto es que siempre el poder del amor se entrelaza con la luna de forma perfecta!
    Un abrazo juevero -o lunero-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que esa misma pregunta la realicé mientras estudiaba en el instituto, y varias profesoras me comentaron que los asesinatos, los robos y los delitos al margen de la ley acostumbraban a coincidir con la Luna Llena, ya que antes se tenía más en cuenta el calendario lunar y confirmaba con la actuación de las gentes. De ahí la expresión: "Actúa como un verdadero lunático".

      No obstante, siempre será un misterio la influencia que tiene la luna sobre nosotros, los seres humanos.

      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. La fuerza del amor todo lo puede, la luna como testigo o como lazo de unión, quien sabe.
    Bonito relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O puede que la luna sea una simple hechicera, versada en el arte de las ilusiones... ;)

      ¡Un abrazo, San!

      Eliminar
  5. Que bien narrado esta tu relato ! Además de bonito, y es que soñar es algo a lo que los enamorados se niegan a desprenderse, y si la Luna en el cielo les proteje...Las paralelas dejan de serlo para convetirse en lineas cruzadas, coronadas por un inmenso amor ¿ Sabremos cuidar de ese amor ? Bueno, los sueños es lo único que no nos pueden arrebatar.
    Abrazos cariñosos, me enlazo para seguirte de cerca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Lucía, y es que soñar es gratis y es lo algunos pueden permitirse tan solo, para luchar porque ese sueño se haga realidad.

      ¡Un abrazo y ya nos leeremos!

      Eliminar
  6. Hola, paso a saludarte, a decirte que gracias por quedarte como seguidora en mi blog, pero sobre todo para felicitarte por el tuyo, me he quedado super impresionada por su diseño, la cabecera es fantástica al igual que el fondo. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mira, Isabel, que va a conseguir que me sonroje con semejantes halagos!
      Sin embargo, los acepto con gusto y, humildemente, te doy las gracias por comentármelo porque..., ¡no sabes lo que me agrada leer ese tipo de críticas!

      Siempre estoy dispuesta a mejorar en cualquier aspecto de mi blog y son comentarios así los que provocan que me de cuenta de que todo el esfuerzo volcado aquí no ha sido en valde.

      ¡Nos leemos! ;)

      Eliminar
  7. Y los sueños, sueños son...
    Es bonito creer en ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué es una vida sin sueños, si no puedes disfrutar de ellos?

      Gracias por pasarte ;3

      Eliminar
  8. Precioso! La luna como mensajera de un amor entre dos seres separados...me ha encantado!

    ResponderEliminar
  9. Morfeo siempre viene en nuestra ayuda y lo que no nos sucede en estado vigil, se soluciona en sus brazos. Bello relato de amor.
    Gracias por participar. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Una luna milagrosa que une a dos amantes, buena historia!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.