Jueves tras una Pintura

Mi Amante Guerrero


Dedicado a él, porque siempre logra hacer 
que sonría cuando más lo necesito:
T'estimo molt, Guerrer Meu.

Y cuando corrí, él de inmediato me siguió curioso a paso lento, sin que creyera que pudiera perderme de vista; pero luego aseveró dicha posibilidad al yo afianzar mi carrera entre la floresta. Tal y como hicimos de niños ahí estábamos de nuevo, correteando por el bosque entre risas, en un inocente juego. Ahora estoy aquí, ahora acá…: divertida, aparecía y volvía a esconderme para continuar mi fingida huída bajo aquellos hermosos rayos solares, que teñían las hojas de los árboles de un verdor brillante, y lograban iluminar así mismo el vuelo iridiscente de las mariposas.


"Spring", Pierre Auguste Cot
Agachándome para cruzar un viejo árbol, a través de su perforado tronco, me escabullí hasta cerca de la laguna para esconderme tras el amplio robledal, desde donde colgaba de una de sus ramas aquel columpio de cuerda y madera que él mismo fabricó hacía años, en conmemoración de nuestra niñez en la villa. Disimulando mis risas para aguardar su llegada, escuché sus jadeos no muy lejos y me agaché para, en el momento en que se acercó lo suficiente, asomarme desde un extremo del árbol para sorprenderlo.



Volviendo a reír, la magia de nuestras carcajadas parecía ir en sintonía con el propio astro rey, más su brillo se asemejaba con mucha más certeza a la devoción y amor que mostrábamos el uno por el otro que a cualquier otro símil en el que se me ocurriera pensar. Sus cabellos oscuros, sus manos y brazos fuertes, su sinceridad y cariño..., y ese halo protector que desplegaba sobre mis hombros, para que nada malo me ocurriera, era todo cuanto deseaba de él: eso, y que continuara a mi lado, como fiel amante y guardián, en nuestro Edén particular.




Conoced otros cuadros e historias
en el hogar de Neogeminis.

7 comentarios:

  1. Una preciosa historia de amores casi idealizados, aunque por la dedicatoria, pareciera que es bien real y concreto!
    Muchas gracias por sumarte!
    =)

    ResponderEliminar
  2. Un amor jovial y adolescente, pero no por eso menos pleno.

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias por comentar! La verdad es que sí tiene algo de real este mini-relato, y es que hacía tiempo que no le dedicaba nada a mi guerrero particular #u.u#

    ResponderEliminar
  4. Un cuadro donde el amor se refleja en cada pincelada, como tu historia bien contada y bien dedicada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muchos amores crecen y se desarrollan desde la mas remota infancia. Suelen ser sólidos e imperecederos, como los de esos amantes risueños, persiguiéndose entre la espesura del bosque. El cuadro es precioso y todo el rezuma amor y complicidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Qué hermosa historia te ha inspirado la imagen, creo que se han hecho el uno para el otro.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.