The Broken Sword II

"The Smoking Mirror"

Fecha de Salida: 25 de Abril, 1998

Desarrollador: Revolution Software

Plataforma: PC, PlayStation, Iphone, Ipad, Android & Gameboy Advance

Género: Aventura Gráfica


Hi, hi, Dreamers!

No me decidí a esto: a hacer la reseña de este videojuego en cuestión, quiero decir. Pero luego pensé: “prevenir es curar”, y es que pese a tener poco que decir al respecto, por otro lado también tengo mucho que comentar. Es contradictorio, y soy consciente de ello; sin embargo, también sé porqué lo digo. A medida que vaya avanzando en la reseña de este videojuego podréis comprobar qué es lo que pienso con respecto al mismo y, quizás, vayáis entiendo el por qué de mis palabras anteriores.



(Disculpad por el tráiler en mala calidad: no encontré ninguno
en mejores condiciones que estuviera en español)

La historia es irrisoriamente sencilla; pero antes de pasar a ella, como de costumbre, voy a hacer un rápido repaso de las curiosidades que engloban este segundo título de la franquicia. 

***

Ya habiendo comentado el primero hace unos meses, las dos primeras entregas de “The Broken Sword” emulan una estética de comic italo-americano ochentero, conservando su sistema de juego de “Apuntar y clicar”, tan propio de las aventuras gráficas de los noventa.

No obstante sin apenas diferenciándose del primero, a pesar de haber transcurrido dos años desde el estreno del mismo, su secuela poco o nada tiene que aportar. Sin embargo, eso poco les importó a los chicos de Revolution Software, quienes se contentaron con  que la gran mayoría de fans aclamara una continuación de dicho título. Desoyendo el grado de descontento que conformaron una minoría más purista y que quisieron algo más que la aventura gráfica que trajeron consigo esa secuela, el resultado de esta crítica habla por sí sola de ello.

Sinopsis:

La historia comienza con la narración por parte del americano George Stobbart, protagonista indiscutible de la serie, quien detalla el haberse ausentado de París y su consiguiente regreso, tras seis meses, para encontrarse por fin con su novia, la reportera Nicole Collard: una muchacha luchadora que se nos presentó en la primera entrega de la saga.

No queriendo darle demasiada importancia al regreso de su pareja, Nico estaba sumergida en un importante reportaje, por lo que terminó llevándose consigo a George a visitar a un arqueólogo, a quien debían preguntar ciertas cuestiones sobre un objeto maya. Guardando cierta reticencia, George acompaña a la reportera para ver cumplidas sus expectativas. Siendo víctimas de una emboscada por parte de dos hombres, de aspecto latino, éstos dejan inconsciente a George y capturan a Nico…; sin embargo, para asegurarse de que el americano no salía con vida del lugar, iniciaron un incendio y los secuestradores lo dejaron atado a una silla.

A raíz de esto, y logrando salvarse, George inicia una investigación en busca de Nicole donde descubrirá un antiguo misterio que tiene relación con una reliquia del antiguo culto maya precolombino.

Opinión Personal:

Al contrario que el primero, donde cada detalle y expresión que estaban dibujados me resultaba de un atractivo nostálgico, con solo ver el tráiler de esta segunda entrega tuve un muy mal presentimiento…, y no porque la historia no me atrajese mínimamente, sino por lo descuidado de las cinemáticas en sí, el desfase entre sonido y acción y porque el misterio que presentó la primera entrega, en esta era particularmente inexistente; pero vayamos por partes. 

Los escenarios no están tan bien pulidos, y ni que decir el diseño de los personajes. La edición gráfica debió mejorarse para los sistemas de ordenador, en lugar de conservar las texturas propias de una consola de antigua generación, como puede ser de PlayStation.

Los personajes siguen siendo los mismos y de hecho vemos a algunos secundarios del primer videojuego, pudiéndolos reconocer con facilidad e interactuar con ellos para llevar a cabo el flujo de la historia; sin embargo, a diferencia del primero, la importancia de los personajes protagonistas es irrelevante: pierden parte de la identidad que les hacía únicos en la primera entrega y aunque son reconocibles, la chispa que poseían antes resulta irreal. Para mí, que soy seguidora fehaciente de las aventuras gráficas y en especial si éstas son sagas donde los personajes de la anterior se repiten, la evolución y el carisma de los mismos tiene que ir a más y no a menos, que es lo que me ha parecido en este caso. El humor americano de George está sobrevalorado, por ejemplo: hay cosas que se sobreentienden; pero a diferencia de la anterior, en esta segunda aventura no me carcajeé en lo más mínimo con sus “ocurrencias”. Y Nico me pareció algo más “estúpida”, mucho menos avispada que en su versión predecesora.

Otro aspecto que no me gustó fue que, al contrario que la anterior, esta entrega me resultó exageradamente corta. Aclaro que no soy de las gamers que se ponen un contrareloj para ver cuánto tardan en pasarse una fase o nivel, ni muchísimo menos. A mí me encanta disfrutar de los videojuegos al máximo y por ello no me pongo un tiempo límite, sino que cuando me siento cansada o aburrida termino dejándolo para el día siguiente, o para cuando me sea posible retomarlo. Sin embargo, para esta ocasión no pude evitar tomar nota de ello, y es que fueron siete horas y media, aproximadamente, las que tardé en finalizar “The Broken Sword II”. La primera, creo recordar, me cundió un par de días, sino tres a lo sumo…, realmente tengo una buena sensación en lo que a duración de juego se refiere; pero esta entrega no llegó ni al mediodía y eso da que pensar. O bien soy una “superviciada” a los juegos de aventura-gráfica y ya no me cunden demasiado… o bien que el videojuego, en cuanto a duración, patina más de lo recomendable.


Unido a lo anterior, he de decir que la dificultad va de un extremo a otro, como si de una balanza se tratase: o bien los niveles estaban adaptados a niños menores de doce años, o bien para superdotados…, porque había pruebas para avanzar que resultaban bastante complicadas. Ya me diréis a mí cómo se me iba a ocurrir que, para desatarme de una silla iba a tener que tirar abajo una estantería con el pie, y usar un mísero clavo en la pared que había detrás. Eso sin contar la prueba final por parte de Nico, donde tardé una hora exacta en completarlo, y que en ella teníamos que recrear unos dibujos en tres paneles diferentes, rotando unos y pulsando otros, para que se abriera una puerta. Todo ello, por supuesto, a paso de tortuga porque, al parecer, el script de correr en un “The Broken Sword” aún no lo tenían demasiado dominado… y hablo irónicamente, por supuesto.


La música es acorde conforme a los sitios que van visitando los protagonistas, así como en situaciones de riesgo; no obstante, no es una banda sonora que llegue a quedársete en la cabeza, ni que la tararees en el autobús ni tampoco que, de repente, te acuerdes de la cinemática en la que salió. No llega a tener mayor trascendencia.

Y ya, finalizando, no recomiendo esta entrega, porque la típica cita de “Segundas partes nunca fueron buenas” se ajusta perfectamente a ella. La historia es predecible y no tan atractiva como el del primer “The Broken Sword”, las animaciones son de una calidad algo más baja, la duración es corta y el nivel de dificultad, que va y viene según el escenario, es lo que termina por hacer que no me convenza. De este modo, le doy un 1 sobre 5, obteniendo ese punto como regalo, tan solo por el doblaje al español y porque en la versión de PC se incluye un cómic digital donde te expone lo que ocurrió con Nico, en uno de los episodios anteriores y que tienen que ver con la trama principal.


¿Alguno de vosotros lo ha jugado? ¿Tenéis otra opinión? ¿Os ha gustado?

2 comentarios:

  1. Adoro este tipo de juegos!!! <3<3<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi, hi! Bienvenida!

      La verdad es que las aventuras gráficas, y el rpg, son también mis géneros favoritos. Pero te recomendaría jugar al primero de esta saga, ya que el segundo patina demasiado en muchos aspectos. ¡El primero es una obra maestra! ^ω^

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.