Autoreflexión 2013



Hi, hi, Dreamers!



Con tan solo una semana para cerrar el año, he decidido hacer una auto-reflexión de cómo me ha ido este 2013 aquí, en Blogger, después de tantos años sin haber pisado esta plataforma, y más tras haber cerrado mi anterior Blog,

«Tiphareth Dreamfall», que estuvo dedicado a la composición de poemas y relatos en torno al amor, que tenía como cornucopia la persona a la que más quiero en este mundo.
Portada de mi Blog Anterior

En primer lugar, con el fallecimiento de un familiar muy cercano la tristeza y melancolía se instauró en mi casa y ya casi creímos que no nos íbamos a levantar de este golpe; pero ahí estuvimos, arremetiendo y continuando camino con una pena más a la espalda, en vistas de que el trabajo, la salud y la educación cojeaban bastante.


Aún con la huella de una cierta actitud depresiva en mí, el 7 de febrero decidí abrir este blog que estaba, en mayor o menor medida, dedicado a la escritura: un anteproyecto ambicioso con el que buscaba sentirme bien conmigo misma y, aun mismo tiempo, mantener cierta constancia sobre temas de los que me gustaba tratar. ¿Por qué? Pues porque siempre que quería hablar de algo, opinar sobre una película, compartir un grupo de música con alguien o, simplemente, ponerme a escribir para relajarme, no tenía un espacio para ello… y como el blog anterior a este no estaba a la altura de la imagen que quería dar, decidí empezar de cero, con un lavado de cara, para “dejar mi huella” en la blogosfera.

Con todo ello, y mientras continuaba esbozando la idea de mi primera novela, (aún en curso) llevé un buen ritmo en el blog y pude compaginar mis actividades con él. Pero, pese a lograr una cierta rutina, aprovechando que no podía estudiar y que el trabajo no abundaba, sentí que la comunidad blogger era demasiado grande para mí. Yo, que era y soy una recién iniciada, veía que me importaba muchísimo el tema de los comentarios / seguidores, (el talón de Aquiles de más de un bloguero), así como el “qué dirán”.

No obstante, y tras soportar una presión similar a la que me vi protagonizando en el instituto, con el paso de los meses fui abriéndome camino por mí misma hasta mostrarme un poco cómo era en realidad. Me centré y empecé a escribir para mí, que era lo que realmente debía haber hecho desde el principio, y también me organicé las secciones que quería llevar al blog. En mi énfasis de orden, limpieza y presentación también me curré los botones de las redes sociales, la portada y, en sí, toda la apariencia que debía mostrar el blog, tanto para mi propia comodidad como para la del reducido número de lectores que tenía.  

Poquito a poco, el ver más de diez entradas cada mes me animaba y subía la moral, así como el leer los comentarios que algunos dejabais caer por aquí, hasta el punto de alegrarme de que compartierais vuestra opinión conmigo. Por lo tanto, por lo que he aprendido; por todos aquellos que me habéis decidido seguir; por los que he conocido y con los que he compartido alguna que otra conversación, así como también por los que están por venir, os deseo a todos una Feliz Navidad.
A su vez quiero hacer unas cuantas menciones especiales: 
A Xio, que desde hace seis años ha sido mi mejor amiga y confidente, espero que tus navidades hayan sido prósperas y que hayas reído y compartido buenos momentos con tus seres queridos, porque eres una gran persona y te lo mereces, tanto por lo que haces por mí como por lo que haces por otros. 
A Pau, una amiga de Zaragoza y compañera de rol desde hace siete años, te deseo también unas felices fiestas y, aunque no tengamos mucho contacto, debes saber que te llevo en mi corazón y pienso todos los días en ti, guapi.
Y por último a ti, mi ángel guardián, mi Guerrero, el dueño de mi alma, espero también que tu cena navideña haya sido de las mejores, que hayas recordado a los que no están con una sonrisa conciliadora y que, también, hubiera un hueco en aquella mesa para mí, pues pese a no estar presente, sí espero haber rondado tus pensamientos en algún momento de la velada. Y no te preocupes, ya falta menos para que podamos celebrar unas buenas navidades juntos...


¡A los demás, nos vemos en la siguiente entrada, dreamers! Disfrutad de estas fiestas y espero que paséis un feliz año también!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.