El Vampiro Vegetariano

Título: El Vampiro Vegetariano

Género: Infantil

Saga: El Mundo Flotante (I)

Autor: Carlo Frabetti

Editorial: SM

Páginas: 110

Formato: Pasta Blanda, blanco y negro.

PvP: 7,90€


Contraportada:


A casa de Lucía y Tomás va a vivir un nuevo vecino: El señor Lucarda. Alto, de unos cuarenta años, siempre viste de negro y nunca habla con nadie. Sus ojos oscuros y penetrantes parecen escrutar los pensamientos de la gente. Tomás lo tiene claro: es un asesino de niños.


La historia empieza en un bloque de apartamentos, como pudiera ser otro cualquiera, donde todos los vecinos se conocen entre sí. Nuestros protagonistas, dos niños que responden a los nombres de Tomás y Lucía, tienen diez años y pese a las muchas discusiones que tienen, casi a diario, son muy amigos al vivir tan cerca. Van a la escuela, realizan su vida junto con sus familias y todo transcurre con normalidad.

Sin embargo, la presencia de un nuevo inquilino en el bloque, el señor Lucarda, les perturba ligeramente. Acrecentándose este sentimiento con los rumores que giran en torno al excéntrico hombre, las habladurías de Rosaura, la portera  y de la hermosa Camila sumergen a los dos niños en una profunda investigación. Las sospechas que les lleva a ello apuntan a que el señor Lucarda es, en realidad, un vampiro y que éste se está alimentando de los vecinos del bloque; pero que, por alguna razón, su verdadero objetivo es la hermosa Camila.

Hi, hi! De nuevo por aquí para terminar de arrancar con la sección de «¿Leemos?». En esta ocasión, voy a dar mi punto de vista a este libro infantil que me prestó una buena amiga, y que ésta me recomendó pese a saber que no era partidaria del género infantil. Sin embargo, apostando fuerte por el aliciente de contener el icono del vampirismo, cedí y aquí está por fin el fruto de su insistencia.

Si tuviera que juzgar a este libro solo por su portada, sin duda lo dejaría en el estante porque, queramos o no, lo primero que nos entra por los ojos al ver un libro es su portada, incluso antes de irte al resumen del mismo: si no te agrada a la vista, mucha voluntad y buena fe has de tener para girar la tapa e irte a la contraportada. En la edición que leí los dibujos no hacen justicia al contenido y es que, como suele pasar en Barco de Vapor, algunas veces ese estilo caricaturesco no termina de casar con la temática. Por supuesto, no desprecio el trabajo de Meritxell Durán; pero el cómo la realizó  no terminó de convencerme a pesar de tener siempre presente que era un libro para críos de primaria. Como cada ilustración se me atragantaba, al final terminé por obviarlas todas y eché mano de la imaginación porque, al fin y al cabo, los dibujos eran lo que menos me importaba.

Pasando al kit de la cuestión, he de decir que es un libro bastante ligero para alguien avezado en la lectura y que en media tarde se termina con facilidad: de hecho, creo que me lo leí en un máximo dos horas, teniendo en cuenta que me tomé un descanso para comer algo.

El vocabulario está nivelado, bien acomodado, a lo que tiene que saber un niño y de hecho tira bastante de expresiones canonizadas en primaria: «Todo lo que dan esta noche es una plasta.», «Estoy como me da la gana», «¡La superempollona haciendo novillos!». No encontré demasiada complejidad al respecto, salvo en un par de ocasiones que sí reconocí que algunas palabras no eran las apropiadas; no obstante no pude obviar también que el uso de los diccionarios era un ejercicio continuo, en mis tiempos, por si surgían algunas dudas. Otro apunte sobre el vocabulario fue encontrarme esto, y para evitar spoilers solo detallaré la frase en sí, ahorrándonos el contexto:
 Edición con diferente Ilustrador

«¿Crees que soy un violador, un ladrón, o algo por el estilo?»

Entonces entendí porqué mi amiga me recomendó este libro, que pese a que el título ya te lo dice todo y sabes lo que esperar de algo que es para el público de primaria, obviamente no te ves venir este tipo de cosas y te choca bastante. Luego, aparte, está el tema de los vampiros que durante tantos años han aterrado a la humanidad y que, a día de hoy, ya no suponen un icono clásico del terror. Más bien, en la actualidad, no son más que un simple mito que incluso llega a ser motivo de risa, en según qué casos.

Pero ya terminando, y no quitándole la gracia al tema que aquí nos atañe, lo puntúo con un 3/5, y en una nota más detallada con un 6’7/10.
Debo recalcar que dependiendo del ilustrador que te lo presente puede ser atractivo o todo lo contrario. A día de hoy solo he visto, en España, dos ediciones, y he de decir que una (la que me leí) parece mucho más infantil de lo que es, mientras que la otra se amolda a un público infantil-juvenil. De ahí que muchos, (yo incluida), lo hayan prejuzgado antes por los dibujos que no por su contenido, despreciándolo o tildándolo de poco interesante. Sin embargo creo que para los que disfrutan de las historias derivadas del género vampírico, este cuento (primero de una saga) podría resultar interesante y entretenido al estar posicionado desde el punto de vista de un par de críos, menores de diez años.  A pesar de su vocabulario mayormente llano, adaptado al de un niño de sexto curso, para un lector avezado no supondrá reto alguno y, de hecho, puedo asegurar que le llevará  menos de dos horas terminárselo para, una vez hecho, empezar a buscar su continuación o quedarse con las mismas. Al fin y al cabo, para gustos, están los colores, ¿no? 


¿Qué os ha parecido la reseña? ¿Alguno de vosotros le ha echado un ojo al libro a la saga en sí? ¡Dejad vuestra huella con la opinión pertinente!

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Este libro lo leí en la escuela y me gustó mucho ^^
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi, hi! ¡Bienvenida! Yo no me acuerdo de los libros que leí estando en primaria; pero estoy convencida de que éste me hubiera gustado, de haberlo leído entonces.

      ¡Gracias por comentar y otro besito para ti! ^_^

      Eliminar

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.