Mi Pequeño Monstruo


Título: Mi pequeño Monstruo

Género: Manga, Shōjo

Saga: (2 de 2)

Autor: Masami Tsuda

Editorial: Glénat

Páginas: 196 aprox. por tomo

Formato: Tapa blanda (rústica) con sobrecubierta 
Pvp: 7,95 €

Contraportada: 

Nanoha Satsuki es alumna del instituto Yotsuba. Es una chica normal y corriente, que no destaca por sus notas, por su físico ni en los deportes. Si por algo se caracteriza es por su tranquilidad, pero en cuanto ve a Hazuki Tokiwa, un compañero de clase al que llaman "el Príncipe", y su comportamiento narcisista, no puede evitar que le salga de dentro un monstruito con muy mala leche. Hasta que el día de navidad por fin le canta las cuarenta…. ¡la esperada primera entrega de esta particular lucha por el amor!

La trama principal se desarrolla en torno a Nanoha Satsuki, nuestra protagonista principal. Ella, una estudiante de secundaria, no es alguien que destaque por su increíble físico o su amplia inteligencia que la catapultan a unas notas increíble, tal y como sucede con sus dos mejores amigas. No obstante, y sin que ello le moleste en lo más mínimo, es una chica tranquila, algo tímida y que va bastante a su aire, no llegando a molestar a nadie y pasando la secundaria como una estudiante más, trabajadora y aplicada.

No obstante, cada vez que ve a Hazuki Tokiwa, también apodado “el Príncipe” por su egolatría y su corte narcisista, algo se apodera de ella. Experimentando fuertes ataques de ira contenida, ésta parte de sí misma (a la que llama mi pequeño monstruo), la lleva a aguantar el chaparrón cada vez que Hazuki sale al encuentro. Éste, seguido siempre por su club de admiradoras, es totalmente ajeno a la personalidad irascible que despierta en Nanoha pero, finalmente, el “Pequeño Monstruo” de ella no aguanta más. Poniéndole en su sitio el día de navidad, su pequeño arrebato desencadenará en una divertida y a la par sencilla aventura, solo llevada a cabo por la autora del exitoso manga “Kare Kano”. 
Hi, hi! ¿Qué tal? ¿Cuánto tiempo hacía que no me ponía con una reseña? En cierto modo he estado a otros asuntos, como ya algunos sabréis: el reto de “Yo escribo”, mi proyecto novelesco personal, un entrenamiento perruno, tareas domésticas… y un largo etcétera que, para ser sinceros, no voy a detallar para no abrumaros en exceso.
La cuestión es que tenía en mi lista de actividades por hacer el publicar en el blog algunas reseñas atrasadas y, ¿para qué mentiros? He aprovechado para leer algunos cómics que me habían prestado, desde hacía algunas semanas, y gustándome bastante el sabor de boca que me han dejado decidí ponerme hoy con ello.

Antes de nada debo aclarar que Masami Tsuda, autora de este manga y del archiconocido Kare Kano, fue una de las mangakas de shojo que descubrí durante mi época de instituto. Por ello, todas sus historias siempre las recuerdo o asocio a ese período de mi vida, así como a las confusiones y a los muchos momentos de incertidumbre con respecto a mi propia persona, pues Tsuda hace hincapié en dichos temas con una facilidad pasmosa.

Sin más preámbulos y yendo por fin al kit de la cuestión, considero que "Mi pequeño Monstruo" es una lectura muy fácil si no quieres empezar con una larga y tediosa, llena de personajes diferentes (ejemplo de ellos es la de Kare Kano, valga la redundancia). Siendo similar a un pequeño cuento, la acción principal recae en los dos protagonistas: la chica, Nanoha Satsuki, y el chico, Hazuki Tokiwa.
Si bien es cierto que hay otros personajes relevantes, como pueden ser las dos compañeras de Nanoha o la hermana de Hazuki, éstos no intervienen en el flujo de acción, desarrollándose esta, sola  exclusivamente de la mano de los protagonistas: en resumidas cuentas, sus decisiones son las que mueven la historia, sin importar la de los personajes secundarios.

Como los sabidos en el tema tendrán bien presente, un shojo es una historia de amor adolescente para un público joven; pero reconociendo que es un género bastante amplio, que termina rozando lo empalagoso o lo picante incluso, "Mi pequeño Monstruo" no va ni a un extremo ni al contrario. En cierto modo este manga está adaptado de tal forma que la cursilería, los triángulos amorosos o incluso los extremos momentos “pastelosos” no tienen cabida en él. De hecho, yo diría que guarda más humor que otro aliciente, ya que el carisma de los protagonistas es el fuelle que da vida a la historia.

Aún ser previsible, tal y como suele suceder con esta clase de género, es en su sencillez donde le veo un mayor potencial: llegando a reparar, por ejemplo en los pequeños detalles al no existir más argumento que el principal. Pese a no quedar desarrollados el resto de personajes, sí los considero como aditivos fácilmente eliminables. Su conexión con los protagonistas, pese a estar justificada y aportar diversidad al asunto, es bastante nimia a nivel de trama y extensión.

Gozando de un diseño de personajes divertido y de una idea innovadora (en tanto que todos nosotros tenemos nuestro pequeño diablillo dentro), no creo que pueda considerar esta historia como “memorable”. Tal y como cité anteriormente, es una historia sencilla…, muy corta, ergo no he tenido tiempo para encariñarme con los personajes, por así decirlo.  
De este modo, y ya cerrando, le doy un 3/5, siendo una aproximación de un 6'7/10. Puedo asegurar que aún habiéndome gustado, tratarse de una lectura ligera y haber sido llevado bastante bien a lo largo de dos tomos únicos, creo que no es un cómic que pueda quedarse en el corazón. Siendo la única pega que le veo, lo considero tierno, divertido e, incluso, puede ser un manga que volverte a ojear de tanto en tanto; pero no tiene el grado de poderte enganchar, así como tampoco de hacerte sentir identificada con un personaje u otro.

Pero bueno, ¿qué os ha parecido esta reseña? ¿Alguno de vosotros le ha echado un ojo al este manga? ¡Comentadme, si os veis de unos minutitos libres!

2 comentarios:

  1. Después de engancharme a Kare Kano, comencé a buscar más titulos de esta gran mangaka: de esta forma dí con esta pequeña obra.
    A pesar de lo corta que es la historia, pasé un buen rato con sus protagonistas y las situaciones tan divertidas que estos vivían. Lo malo es que me quedé con ganas de que siguiera la historia, y desrrollara a todos los personajes, pues me fijé en los amigos de los protas y, personalmete creo, que esta autora hubiera creado una gran saga con todos ellos.
    Pero en fin, al menos es un bonito cuento que siempre tendré presente. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi, hi, Xio! ¡¿Cuánto tiempo hacía que no te pasabas por aquí?! >_<

      Y ya pues, ¿qué decirte que no sepas, chica? Es eso, un cuentecito corto, con la linea principal como único trasfondo. Esto mismo, tal y como apuntas, echa por tierra la profundidad que tenían todos los personajes de la obra anterior de la autora "Kare Kano", limitándose a seguir desde el punto A al punto B, sin pararse en los secundarios: algo que te aporta otro punto de vista, que te distancia levemente de la línea principal y que, irremediablemente, hace la saga más larga provocando que se te quede en el recuerdo.

      Aún con todo ello, es bastante fácil de leer y no resulta forzado el flujo de acción: lo ideal si quieres algo corto y sin compromisos.

      ¡Un besito y gracias por comentar!

      Eliminar

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.