Novedades #8



Hi, hi, Dreamers! ¿Qué tal estáis? En primer lugar....:
 
¡Feliz Año Nuevo! 

He estado completamente desconectada de todo: facebook, twitter, ask.fm, youtube, móvil…, y obviamente también del propio blog, y es que en estas fechas suelo tomármelo todo con una soberana calma. He aprovechado para mimarme un poco, regalarme un par de cosillas en vistas de que este año las festividades han venido especialmente secas pero, sobre todo, he decidido hacer esto mismo para procurar cambiar el chip. A su vez, también he querido despejarme del estrés, problemas laborales y económicos, a la par que otros tantos malestares que me llevan acuciando desde más allá de Agosto de 2013, y que hacen mi vida un pelín más difícil.
Música épica en tres, dos, uno...

No obstante, y con nuevos propósitos y metas para este nuevo año, me he marcado continuar ofreciendo un poquito de mí en este, mi rinconcito literario, así como procurar terminar mi primera novela que ya alcanza las doscientas páginas, más o menos, y unas ciento tres mil palabras, sin llegar aún a la mitad de la misma. Sí, es poco para todo el tiempo que le llevo echando; pero entre las obras que han hecho en mi casa, los cambios de muebles, las tareas domésticas, los bajones, la depresión y otras mil cosas no he encontrado (y aún no encuentro) mi rincón para poder escribir sin interrupciones, ergo tardo el doble en concentrarme que cualquier otro que sí disponga de un lugar solo y exclusivamente para él.

Pero siendo positiva, y echándole ganas, me he propuesto terminarla este año. Vaya, que me he dicho "¡de este año no pasa!". Puede que la actividad en el blog disminuya por ello…o puede que no; ¿quién sabe? Sea lo que sea, a los que me leéis y comentáis, gracias por estar ahí, tanto siguiendo el blog, como la página de facebook y mi propio twitter.
 
¡Nos veremos en la próxima entrada; pero hasta entonces, seguid siendo dreamers!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.