I Aniversario


Hi, hi, Dreamers!


Hace un año regresé a blogger. Llevaba tres años sin aparecer, actualizar ni modernizar mi, por aquel entonces, sitio web ergo me sentía fuera de lugar en un espacio que, durante tres años habían sido mi hogar y refugio espiritual. Motivada por volver, ante las pocas posibilidades estudiantiles y laborales que tenía ante mí, me dije eso de “renovarse o morir”, naciendo entonces la idea de «The Dream To Yggdrasil».

(Imagen sacada de tumblr)
En un principio todo iba a ser igual que en mi último blog: relatos, historias, poemas, algún que otro pensamiento desbordado por una coctelera de sentimientos. No obstante, no disponía de todo el tiempo ni la imaginativa que requerían esa clase de contenidos, pues ya en aquel entonces estaba escribiendo un proyecto más grande: mi primera novela. Una novela que dentro de un capítulo y medio verá su Ecuador y que hasta ahora lleva 232 páginas con unas 117.406 palabras totales. A pesar de que soy consciente de que ya debería estar terminada, como dejé entrever en alguno de los apartados del Reto “Yo escribo”, el no disponer de un espacio para mí y el que me afecte todo emocionalmente me imposibilitaban, a veces, centrarme en lo que hago.

¿Qué surgió entonces? La idea de crear diversas secciones con las que ir rellenando el blog, según fuera queriendo de qué hablar. Empezando con mi amor a los videojuegos, nació “¿Jugamos?, donde iba a reseñar todos los juegos interactivos que pasaran por mis manos. No obstante, lejos de quedarme ahí, a esa sección le siguieron todas las demás, en un escrupuloso orden que se iba alternando con cambios de apariencia en el blog.

La evolución constante del mismo no era sino un reflejo de mi propia vida. Ahora, más ordenada y sistemática, sigo sin trabajo y sin estudios en un país donde se premia la corrupción y la incultura: dos aspectos que, ni por asomo, casan con mi persona.

En un primer momento, nunca creí que fuera a seguir con cierta constancia la publicación de artículos aquí, en «The Dream To Yggdrasil». La vida está llena de altibajos y al ser propensa a padecerlos no me vi con la sagacidad de algunos bloggers, (en especial los dedicados a reseña literarias), que sí publicaban todas las semanas en sus respectivos espacios. No obstante, y frente a toda adversidad, tuve a bien tomarme esto como me siempre hice en el anterior blog, dado que no dejaba de ser un hobbie del que evadirme de mis preocupaciones, mi estrés y mi parpadeante depresión.  

Es por ello que me hallo aquí, con el corazón en la mano, para agradecer a aquellos que leen el blog, a los que se han suscrito y a los dos o tres que comentan con asiduidad. Aprecio mucho el que estén ahí, al otro lado de la pantalla de un modo u otro, y aunque si bien es cierto que en este año me hubiera gustado llegar a más gente y que hubiera habido más interacción a través de comentarios, por ejemplo, también entiendo que esta clase de blogs, (los de ámbito personal), no son del gusto de todos.

Aún así, y sin querer enrollarme más, espero poder decir el año que viene que, en todos los aspectos posibles, esta situación de inestabilidad haya ido a mejor, que al igual que en 2013, me mantuve por aquí así como que, frente a toda adversidad, sigo luchando por lo que quiero.
 
¡Nos leeremos pronto!


0 comentarios:

Publicar un comentario

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.