Reto “Yo Escribo” – 6ª Pregunta



Hi, hi, Dreamers!

Llevo un atraso importante con respecto al reto de Sparda; pero por fin he sacado tiempo y he dejado tanto hobbies como obligaciones a un lado para ponerme las pilas y sacarlo de debajo de las piedras.

¡Hoy os traigo la pregunta de esta semana! No obstante, ésta es bien diferente a las anteriores al tratarse de desarrollar un microrrelato de extensión libre inspirado en una imagen. Esta ha sido facilitada por Eleazar y pertenece a Montiljo, un ilustrador que posee cuenta en Deviantart, de modo que sin más preámbulos…, Let’s do it!
Montiljo© DeviantArt
“Refugiados con los nervios a flor de piel, las palmadas acompasadas al otro lado parecían marcar el pulso de nuestros corazones. Recordando vagamente aquel verano, el de hacía unos cuatro años, la  tremulosa apariencia de dicho retazo pareció contagiarse de mi mente a la del resto. Fruto de ello fue el que compartiéramos una mirada conjunta, cargada de expectación, que tuvo como objetivo final mi propia persona.

Quedando aún velados tras el telón, gozamos de la penumbra previa al característico y esperado estallido de luz, que nos cegaría momentáneamente una vez se retirase la sedosa malla que nos separaba de aquel fervoroso e ininterrumpido ritmo. Tal si clamara por nosotros, éste fue acrecentándose con palmadas más seguidas en tanto el furor resonaba en todo el lugar. Vibrando éste de una emoción que dudé porque aquellas paredes lograran contener, mis ojos se eclipsaron de regocijo al percibir cómo ésta atravesaba mi cuerpo, incitándome a rasgar las cuerdas bajo mis dedos: adrenalina pura, supuse.

Nuestro sonido, pues, no se hizo esperar. Marcado por la regular parada de los toms a mi izquierda, una y otra vez, mi compañero seguía el ritmo que los de fuera marcaban con sus manos, de forma incansable. Con la agitación contenida en nuestro pecho ante el deslizamiento de la tela, que se partió en dos y abrió el escenario cual Mar Rojo ante Moisés, el furtivo haz de luces se proyectó finalmente sobre nuestros cuerpos. Abriendo los ojos, dispuestos a vibrar con ellos una última vez, los focos móviles pasaban por encima de sus cabezas e iluminaban sus brazos alzados. Casi pareciendo espigas que danzaban al son del viento, contuve el aire y lancé el primer acorde, sembrando el origen de una exaltación aún mayor.

Resultó un tributo saldado: una sublevada esperanza que no hizo más que marchar aquella noche, en la que naceríamos de nuevo y por última vez…”


And that’s all!

Como apunte final, para los que aún no lo sepan, la música ocupó gran parte de mi adolescencia. Al ver la imagen para este reto rememoré el que, por desgracia, marcó el punto y final del grupo que tuve en aquel entonces, y es que dentro de cada ilustración intento encontrarle cierta lógica subjetiva…: como me transmitió ese primer recuerdo, decidí hacerlo, y de ahí que tardase un poco.

El público vitoreando al otro lado de la cortina; el nerviosismo previo a que ésta se retirase; degustar el poderío que sientes cuando estás allí arriba; sentirte cegado por los focos y no ver más allá de las dos o tres primeras filas..., en resolución, fue un buen tiempo para saber lo se siente y llevarlo en el corazón.

Sin embargo, entre otras cosas, los recuerdos me bloqueaban a la hora de ponerme a escribir y también tenía ciertas dudas sobre si se entendería o no. ¡Pese a todo, hecho queda y ya no hay vuelta atrás!
 
¡Espero que hayáis disfrutado curioseando 
este articulo y nos vemos en el siguiente!

4 comentarios:

  1. Complicado o no, coincido en que tu escrito se hace un hueco en el pecho de quien lo lee y te lleva por un melancólico paseo al pasado. Quizá al terminar de leerlo, no todos pensamos en lo mismo, no todo lo significamos de la misma forma pero, sin lugar a dudas, el sentimiento que te deja parece ser bastante similar.
    En fin, me ha gustado el relato! Aun sin despegarme del melancólico recuerdo de algún que otro aspecto del pasado al que me retrotrajo tu escrito, sentí la necesidad de comentar y felicitarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es eso te doy la razón: cada cual se lleva su propia impresión a la hora de captar la idea del escrito. Aunque como fruto de ese amago de nostalgia que experimenté al zambullirme en los recuerdos, supongo que he terminado transmitiéndola sin desearlo verdaderamente, ya sea de un modo u otro. ¿Demasiada empatía, quizás?

      De todas formas me agrada que te haya complacido, hasta el punto de dejarte caer por aquí. ¡¡Un placer haberte leído y gracias por comentar!!

      Eliminar
    2. ¡El placer ha sido todo mio! ya me veras seguido por aquí, así que acostúmbrate a los comentarios >.<

      Eliminar
    3. ¡Entonces espero estar a la altura de tus expectativas y, por supuesto, cuenta conmigo como lectora acérrima!

      Eliminar

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.