Parasite Eve

Una agente de la 17ª comisaría de Nueva York, Aya Brea, asiste a una ópera en el Carnegie Hall durante Nochebuena cuando, repentinamente, todas las personas del teatro estallan en llamas mientras la actriz principal comienza su aria. Siendo Aya la única que sale milagrosamente ilesa del incendio pretende detener a la actriz, Melissa Pearce, quien hace frente a nuestra protagonista con un misterioso poder, antes de que ésta desaparezca por el backstage.
Siguiéndola, descubre como pequeños animales se ven convertidos en monstruosidades y una vez la encuentra, Aya siente algo extraño en su interior mientras la actriz se llama así misma “Eve” y proclama su único propósito: liberar las mitocondrias existentes en el mundo.

Aquí va la descripción personalizada de la entrada que queremos mostrar y que sólo se verá en la portada del blog. Puedes repetir un fragmento de la entrada o agregar una descripción completamente nueva; ésta sólo será visible cuando la entrada esté resumida, una vez que el lector ingrese a la entrada esta descripción no se visualizará.


Fecha de Salida: 9 de Septiembre, 1998

Desarrollador: SquareSoft

Plataforma: PlayStation

Género: Rpg, Survival Horror

Hi, Hi Dreamers! Recientemente me he terminado una reliquia de la antigua casa de los Final Fantasy, y como resulta que Parasite Eve no llegó nunca a España (al contrario que su secuela) me picó la curiosidad y decidí vencer mi miedo para probarlo…, aunque fuera en inglés.

He de reconocer que para los Survival Horror soy bastante miedica, pero a medida que jugaba ese terror inicial se me fue pasando al ver que no era para tanto. De hecho, no sé por qué estaba catalogado así; pero pese a todo, aquí os traigo la reseña. 

¡Dentro tráiler!


Sinopsis:

Una agente de la 17ª comisaría de Nueva York, Aya Brea, asiste a una ópera en el Carnegie Hall durante Nochebuena cuando, repentinamente, todas las personas del teatro estallan en llamas mientras la actriz principal comienza su aria. Siendo Aya la única que sale milagrosamente ilesa del incendio pretende detener a la actriz, Melissa Pearce, quien hace frente a nuestra protagonista con un misterioso poder, antes de que ésta desaparezca por el backstage.
¡Toma postureo!
Siguiéndola, descubre como pequeños animales se ven convertidos en monstruosidades que abatir y que los cuerpos de los actores estaban completamente carbonizados. Una vez la encuentra, Aya siente algo extraño en su interior mientras la actriz, (que ha mutado en una especie de criatura híbrida y sobrenatural) se llama así misma “Eve” y proclama su único propósito: liberar las mitocondrias existentes en el mundo.

A lo largo de su investigación policial, Aya deberá detener los catastróficos actos que comete Eve por toda Nueva York para alcanzar su objetivo; pero a su vez deberá, no solo encontrar el modo de destruirla, sino también llegar a comprender el vínculo que la une a ella.  

Opinión Personal:

Entre las aventuras gráficas y los de plataforma, hacía muchísimo que no volvía a tocar un videojuego de la compañía Square. Aún tener algunos en el tintero, (como Final Fantasy VIII) tenía este pendiente desde hace años y como nunca llegué a pasármelo del todo opté por darle una oportunidad antes de terminar el verano. Tras varias semanas de estar insistiendo, y por fin llegando al deseado final, he de reconocer que me esperaba más de este clásico que no puso un pie en España. Pero pese a ello, ha cumplido el mínimo de mis expectativas.

"¡Te he dicho que no! ¿Podemos terminar el paseito?"
La historia empezó captando mi interés. Con la introducción inicial obviamente sacas en claro que la cosa va de ciencia ficción aplicada a lo biológico por lo que yo, que soy más bien de letras puras, me temía no entender ni jota (y más estando en inglés). Pero por fortuna me sorprendió bastante que adaptaran lo complicado de la biología genética de la novela (en la que se basa el juego), a algo más simple y que se excusaran en la condición profesional de los protagonistas: al fin y al cabo, un poli corriente no se interesa demasiado por aspectos científicos.
La cuestión es que el guión está bien llevado hasta el final, y aunque pueden llegar a cansar ciertos personajes al argumentar unas mismas dudas e ideas, esto se hace pasable si tenemos en cuenta el peso argumental del resto del juego.


Gráficamente, y para desgracia de algunos, no llama demasiado la atención. Tal y como pasaba con Final Fantasy VII, el fondo está renderizado al más mínimo detalle (aunque con algunos puntos ciegos), pero en el aspecto de los personajes el 3D está de capa caída. Los polígonos son bastante sencillos, y aunque no son tan cabezones como en el ejemplo anterior, sí que tienen unos rasgos más definidos y proporcionados cuando se toma un primer plano. No obstante, sí que hay que reconocer que las cinemáticas son de infarto, a pesar de la época en la que se estrenó el videojuego. De hecho, solo con tener de ejemplo la introducción inicial ya nos hacemos una ligera idea de lo que encontrarnos para ir hacer chapó con el sombrero.


Con respecto al ámbito de la jugabilidad, el control se me antoja bastante simple. Con los botones de dirección movemos al personaje y con el pad derecho seleccionamos las opciones del menú, que en mecánica y accesibilidad es bien parecido a los RPG de la compañía. Lo que sí me llegó a exasperar un poco fue a la hora de entrar en la batalla. 

Diferenciándose de los combates por turno (típico de los Final Fantasy originales), Parasite Eve nos da la opción de mover al personaje durante la lucha para posicionarnos mejor y así atacar a nuestros enemigos, defendernos de sus ataques o evadirnos de los mismos. Pero como algunos enemigos son tan grandes y el rango por el que nos podíamos mover a veces resultaba tan pequeño, esto promovía el que nos atacaran más veces: detalle que llega a fastidiar bastante. 
Contando además con el hecho de tener una barrita de “tiempo de espera” (detalle al más puro Rpg), que separa uno de nuestros ataques del siguiente, durante la lucha nos veíamos dando vueltas y vueltas al escenario mientras procurábamos terminar con las amenazas presentes: en resumidas cuentas, un tanto mareante cuando llevas tres horas seguidas jugando. (Ya veis, soy así de hardcore).  

Pero al margen de este pequeño y desesperante desastre, en Parasite Eve se obvia el hecho de obtener dinero (algo que me gustó bastante) y en lugar de eso, tras cada batalla, se reciben innumerables puntos de habilidad que poder distribuir entre nuestros atributos, armas favoritos y chalecos de protección, así como munición, armas u objetos curativos varios, por lo que siempre estamos a tope de todo. Y nunca mejor dicho, porque en nuestro inventario solo tenemos espacio para 17/18 cosas en total, contando armas y objetos por igual. Esto nos llevará a acostumbrarnos a dejar lo innecesario en el almacén y a llevar solo lo indispensable, así como también a utilizar las pociones y a mantenernos con los puntos de vitalidad al máximo para la siguiente pelea. Puntos, en ocasiones, imprescindibles si queremos sobrevivir.



Yendo de la mano al ámbito gráfico, decir que en efectos de sonido el videojuego no va muy sobrado y que, salvo en ocasiones en los que el sonido ambiental es de un profundo y tenso silencio, a groso modo estos efectos pasan muy desapercibidos. La banda sonora, de la mano de Yoko Shinomura, es la principal encargada de trasladarnos a los diferentes escenarios y de hecho se llega a apreciar bastante en numerosas ocasiones su importancia…, incluso por encima del sonido ambiental. Mis piezas favoritas son las que están interpretadas a piano: realmente exquisitas.
Veamos. En resumidas cuentas, yo diría que este es uno de esos videojuegos que te da cierto reparo tocar por la cantidad de opiniones que circulan acerca él, (unas mejores y otras peores); pero aún y a pesar de ellas, se lo recomiendo a todo aquel que haya disfrutado de algún rpg en su vida. Lo que sí es cierto, y descuidando la falta menor de tener que jugarlo en inglés (¡a ejercitar ese segundo idioma, que la traducción de fans no es tan buena!), es que tiene un argumento bien hilado: muy similar a la de la novela de Hideaki Senba en la que se basa. Empieza poco a poco y te mantiene en vilo hasta más allá de la mitad de la trama, y a excepción de algunos puntos, como los combates y de que te puedas ver algo perdido, las secuencias cinemáticas, los personajes y el modo de avanzar en la historia te hacen estar al pie del cañón para saber cómo esta llega al final.

Y ya por preguntar, ¿alguno lo jugó a través de la primera consola PlayStation? Actualmente puede encontrarse también para PSP y en PlayStation Network, por si estáis interesados en adquirirlo. Al no tener una Ps3 yo lo he tenido que jugar a la vieja usanza…¡pero la experiencia sigue siendo la misma! ¿Vosotros tendríais ganas de probarlo? ¿Realmente lo consideráis dentro del Survival Horror? Yo creo que esta primera entrega no entraría dentro de ese género, pero de opiniones está lleno el mundo. ¡Recordad compartir las vuestras a través de los comentarios! ¡Nos leemos en la siguiente entrada!

2 comentarios:

  1. A mí se me hizo un poco pesado por lo de que los escenarios son gigantescos, pero me gustó mucho la combinación entre Survival y RPG, me pareció original.
    Tengo que jugar al 2 en cuanto tenga un hueco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi, hi! Pues en mi opinión creo que el 2 es mucho más survival que el primero, ¿eh? Así que si eres de los que les gusta ese género creo que lo disfrutarás más que éste.
      Y coincido totalmente contigo en lo que respecta a los escenarios. Pero supongo que para ahorrar espacio en pantallas los hicieron así, también para poder explorarlos sin demasiados retrocesos. Ligado a esto, para mí la parte que más detesté fue la del museo. ¡Qué de habitaciones! ¡Y todas ellas plagadas de bichos! XD

      ¡Un saludín y gracias por comentar!

      Eliminar

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.