Desde cero

Para muchos, Septiembre es un mes donde se abren muchas puertas como la que da a los estudios, al trabajo, a posibles mudanzas, al mal tiempo…, y también es un mes en el que se cierran tantas otras. Digamos que, como las caras de Jano, Septiembre da con una mano y quita con la otra. 

En ocasiones, deteniéndome a observar, callo, escucho y procedo desde las sombras. Ese segundo plano donde aguardan los miedos e inseguridades; por donde se arrastran las sabandijas; por el que merodean los traidores de puñal preciso. En tanto se superponen las voces de los demás, nunca sola, me limito a actuar: un papel exento de protagonismo, una ópera que exalta la unidad…, el vestigio de un despojo olvidado tiempo ha.
Con la cuenta atrás sobre nuestras cabezas, tanto ansiamos como rehuimos del final; pero después de esta larga carrera, llega a nosotros con su imponente verdad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.