Yo confieso… #18

Yo Confieso…, que no se me da bien trabajar en equipo.

Durante los años, especialmente en periodo estudiantil, he tenido que cooperar en innumerables trabajos con otras personas cuyo desenlace conllevó catastróficas consecuencias: malas notas, irresponsabilidad por parte de alguno de los miembros del grupo, falta de interés... resultando, por tanto, para nada agradable, a la par que poco fructífera dichas experiencias.

Arrastrándolas hasta el presente, obviamente reconozco la finalidad de realizar este tipo de actividades pues, de cara al mundo profesional, ningún puesto de trabajo está exento de mantener el contacto con otras personas. Ni siquiera el trabajo de escritor. Saber organizarse, tener claros los objetivos, estar comprometido con la causa por la que se lucha…, en fin, trabajar en equipo es necesario para la convivencia humana a cualquier nivel y soy consciente de ello.


Book lover by Alephunky
Sin embargo, al ser desde niña bastante tímida e introvertida, el que tuviera buenas ideas no era suficiente. En aquel entonces mi voz caía en saco roto y siempre quedaba por debajo de la de los demás: nadie me escuchaba ni requería mi atención, por lo que no estaba dispuesta para nada a cooperar. (Era así de cabezota, ya veis).

Por supuesto, con los años he cambiado mi modo de ver las cosas, me hago escuchar cuando quiero decir algo de interés para el grupo y me he vuelto un pelín más sociable, sin caer en el tópico de relaciones públicas; pero esa fobia a los trabajos grupales sigue ahí, contenida en una esquina de mi mente. ¿Y sabéis por qué? No porque mis compañeros no me escuchen (pues de ser así grito lo suficientemente fuerte como para obligarles a que me presten un mínimo de atención, aunque sea a las malas), sino por el hecho de trabajar más que los demás.

En ocasiones, me he visto sola ante un trabajo y a la hora de la verdad, parte del grupo se enfadaba cuando colocaba mi nombre en primer lugar sin respetar, por ejemplo, el orden alfabético de nuestros apellidos. Pero claro, se supone que una exposición, un trabajo o algo que se realiza en equipo debe llevar parte de todos los miembros del mismo en él, ¿no?

La cuestión (y para no enrollarme más de la cuenta) es que este primer trimestre he tenido mis momentos: como todo ser humano, tengo mis cosas buenas y mis cosas malas. Pero a la hora de cooperar siempre he estado ahí cuando no había más remedio que arrimar el hombre. Y aunque ha habido trabajos que he disfrutado y que sí me ha gustado hacer en compañía de otros, mi mentalidad con respecto al título de este post no ha cambiado en lo más mínimo…, supongo que porque mi nota final también depende del nivel de preparación que ostenten el resto.
No me interpretéis mal: entiendo que cada uno tiene su forma de trabajar, de tomarse las cosas de un modo u otro, de organizarse, de buscar información…, pero si todo ello lo contraponemos a cómo lo hago yo, el trabajo del resto siempre me sabe a poco.
De hecho, siempre que tengo la posibilidad de hacer un trabajo yo sola, acepto. ¿Por qué? Básicamente porque las consecuencias de ello solo recaen en mí, y no sobre otras personas a las que, quiera o no, internamente voy a estar apuñalando si la nota recibida es menor de la que yo me esperaba.

Suena egoísta y un poco sin sentido, pero pensadlo. ¿De veras confiaríais una nota de final de curso, una entrevista de trabajo o algo de relativa importancia a otras personas? Sobre todo, a personas cuyos métodos desconocéis, que tienen una mala fama o que, simplemente, no os dan una buena vibración.  

Supongo que el cúmulo de malas experiencias, sumado a mi ya “ermitañesca” forma de ser y a la práctica de hacer un trabajo en grupo y  otro por mí misma para, al final, comparar las notas de ambos, me ha llevado a ser así de radical con respecto a este tema. 

Pero, ¿y vosotros? 
¿Os gusta el trabajo en equipo
 o preferís ser lobos solitarios?

1 comentario:

  1. No sonas egoísta, para nada. Sonas responsable, una persona que se involucra en lo que tiene que hacer. Y eso es algo para reconocerlo.
    Un buen grupo puede hacer las cosas más fácil. Pero no es algo fácil de encontrar. Alguna vez me ha pasado el de tener que hacer todo yo.
    Y entiendo lo de la personalidad introvertida. Es algo que tal vez tenga que solucionar.

    ResponderEliminar

Hi, hi, Dreamer! Antes de que cierres esto, ¿no quieres dejarme tu opinión al respecto? Comentar una entrada te llevará pocos minutos y con tu contribución conseguirás no solo que mi humilde hogar crezca… ¡sino que también me alegrarás el día!

Te pido respeto y, por favor, ahórrate dejar cualquier link o publicidad. Si quieres más información sobre este aspecto, clica aquí para saber acerca de la política de este Blog.